logo telefonos creando libertad

Consejería Familiar

La familia es uno de los tres componentes básicos, junto con el residente y el Programa, que hacen posible la rehabilitación del toxicómano, su papel es fundamental, pues no es suficiente traer al residente al Centro de  tratamiento y recogerlo posteriormente como si de un objetivo se tratara. Es necesario implicarse en su crecimiento, asumiendo los mismos valores de honestidad, claridad, responsabilidad, solidaridad.

Sabemos que los diversos condicionantes de una familia  inciden en la formación de una personalidad inmadura. Una intervención adecuada puede ayudar a mejorar la situación.

De todos es sabido el problema que conlleva la presencia de un drogadicto en el ámbito familiar. Cuando la droga entra en una persona, no solo la destruye a ella, sino también a su entorno. Son razones por las que el programa a creído conveniente asumir su papel terapéutico educativo también en el entorno familiar.

Reciba notas e información relacionada con las adicciones

Únete a nuestra lucha contra las Drogas... Síguenos en Facebook